“Vergonzantes conversaciones”

Foto: Ignacio González y Enrique Cerezo, en una imagen de archivo. EFE

Ignacio González a Cerezo sobre el caso Ático: “¿Aquí qué queda, pegarle dos tiros al juez?”

El exvicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, se mensajeó con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, mandó a su hermano a reunirse con el secretario de Estado de Interior, hizo llamadas a dirigentes influyentes del Partido Popular… Todo para intentar frenar los graves casos de corrupción en los que estaba inmerso.

Las charlas en su despacho, donde la Guardia Civil colocó micrófonos y los sms y conversaciones de sus teléfonos móviles están incorporados al sumario de la Operación Lezo, que desencadenó su arresto, y revelan sus maniobras para intentar apartar a jueces y fiscales incómodos. En un momento dado, con uno de sus amigos, el productor de cine y presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, bromea sobre la posibilidad de “pegar dos tiros” a una juez que indaga sobre el caso de su ático de lujo en Estepona, en el que está imputado mientras se investiga si fue el premio de la inmobiliaria Martinsa a una recalificación en Arganda.

En esa primera conversación con Cerezo que tiene lugar antes de que Ignacio González y su clan familiar recibieran el chivatazo de que están siendo investigados, se alude al caso de la residencia de verano en Estepona. El expresidente de la Comunidad y mano derecha de Esperanza Aguirre pregunta a su interlocutor si no se puede hablar con el fiscal del caso. Su objetivo era evitar que el caso llegase a juicio. Estos son los tramos de la charla que ha desvelado La Sexta:

Enrique Cerezo: “Joder macho, pero y ‘tos estos’, ¿qué dicen? Que el juez es el juez, y que no hace nada, que no se puede hacer nada.

Ignacio González: “Exactamente, no, yo ya les he dicho: ‘Mira yo ya estoy hasta los cojones, o sea, decidme… ¿aquí qué queda, pegarle dos tiros a la juez? ¿Qué alternativas tengo? […]

I. González: Joder… ¿el fiscal? ¿No se puede hablar con el fiscal?

E. Cerezo: “Vamos a esperar a septiembre… y sino, habrá que ir a hablar con el fiscal y decirle: ‘mire usted, que ya sabemos que aquí todo el mundo quiere de todo, pero ya sabemos ustedes más de lo que tenían que saber’. Y estamos teniendo más paciencia de la que teníamos que tener, porque si quieren guerra, vamos a tener guerra…” […]

I. González: “Sí, pero es que el abogado de aquí, el abogado de aquí me dice: ‘no, no, esta es una hija de puta que va a abrir juicio oral’. Digo: ‘¿pero cómo va a abrir juicio oral? ¿Pero por qué? ¿De qué?’”

E. Cerezo: “No creo que sea tan gilipollas ni tan imbécil, que abra un juicio oral si no tiene ninguna prueba… ¿De quién es el piso? Ya lo sabe usted… Investigue usted en Argentina, investigue usted en China, investigue usted en Rusia… que la van a mandar a tomar por culo, por lista”

Uno de los interlocutores habituales de Ignacio González es el exministro Eduardo Zaplana. Ambos planeaban un negocio de aguas, según el juez Eloy Velasco para blanquear dinero. También con Zaplana habla el presidente de Madrid de intentar frenar las investigaciones judiciales contra él. Sus esperanzas estaban puestas ya el año pasado en que el Gobierno de Mariano Rajoy situase al frente de Anticorrupción a Manuel Moix, a quien González conocía de su etapa como fiscal jefe de Madrid. La charla se produce meses antes de que el pasado febrero el Fiscal General del Estado designase a Moix, pero el expresidente de la Comunidad de Madrid fue capaz de anticipar el nombramiento. Durante la conversación de amigos presume de que tiene de su parte al ministro de Justicia, al Gobierno y de que los jueces se pueden cambiar.  Esta es la transcripción que ha hecho la Guardia Civil y que figura en el sumario:

Eduardo Zaplana: “El problema está en la instrucción, Nacho… es que aquí no manda nadie.

Ignacio González: “Vamos a ver, Eduardo. Tenemos el Gobierno, el Ministerio de Justicia, no sé qué y tal, y escucha: tenemos a un juez que está provisional… Tú lo asciendes… Yo le digo: ‘A ver, venga usted ‘pa acá’. ¿Cuál es la plaza que le toca? ¿Onteniente?’ A tomar por culo a Onteniente y aquí que venga el titular, que ya me las apañaré con el titular, coño. […]

I. González: “Al titular lo quitaron porque era uno que era aparentemente ‘rogelio’… y le dan magistrado de enlace en Londres… no sé, después gana una pasta; o Roma, vive como Dios y el tío no quiere saber nada, claro…”[…]

I. González: “Yo le llamo a este y le digo: ‘oye, ven aquí, el titular aquí y a este… a tomar por culo, pero ¿qué te cuesta esto?’ Y a este tío lo pones a escarbar cebollinos, joder, y ya está, ¿pero qué cojones de chantaje? Pero como todo el mundo ve que esto funciona, pues ancha es Castilla”.[…]

I. González: “Vamos a ver, yo creo que a ver si podemos colocar el tema del Fiscal Anticorrupción, ¿sabes? Y… yo creo que va a ser él. Si sale, es cojonudo. Se llama Moix, es un tío… serio y bueno. Hombre, yo no soy quién, pero yo no me corto en decirle a Rafa: ‘Oye Rafa…’. ¿Sabes? El aparato del Estado y los medios de comunicación van aparte: o los tienes controlados o estás muerto”.

Fuente: eldiario.es

Para la AJFV: “Estas vergonzantes conversaciones permiten que el gran público conozca lo que hace años sabemos muchos profesionales del Derecho:
que desafortunadamente la clase política española contempla el Poder Judicial, desde un concepto hegemónico del poder, como un espacio más a colonizar, y en ese único y exclusivo afán está empeñado desde hace años. Todo lo demás no interesa lo más mínimo. Naturalmente, sabedores de que esta idea no es apropiada ni presentable, se oculta tras un discurso de madera lleno de palabras huecas”.

Noticias relacionadas:

La Asociación Francisco de Vitoria ve “inaceptable” el posible chivatazo a Ignacio González

Comunicado de la AJFV sobre la independencia judicial y politicación de la Justicia