Los jueces piden refuerzos para hacer frente a los casos de narcotráfico

Los jueces de la comarca estiman necesario contar con un magistrado de apoyo para poder sacar adelante con la mayor garantía posible todas las causas relacionadas con el narcotráfico, que ahora también llevan emparejadas investigaciones por blanqueo de capitales. Esta fue una de las conclusiones que salieron de la reunión que celebró ayer en el centro documental José Luis Cano de Algeciras la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, que contó con la presencia de jueces y responsables policiales de la comarca y de Estepona. El alcalde, José Ignacio Landaluce, ejerció de anfitrión en un acto que presentó y moderó José Pérez Gómez, magistrado y miembro del comité nacional de este colectivo. Intervinieron Manuel Gutiérrez Luna, presidente de la sección de la Audiencia Provincial en Algeciras; Carmen Martínez Perza, magistrada del Juzgado de Instrucción número 4 de Algeciras; el comisario de La Línea, Francisco López Gordo, y el comisario jefe de operaciones de Algeciras, José Manuel Menacho Aparicio.

La petición de que los magistrados cuenten con jueces de apoyo en los juzgados de instrucción fue la principal demanda de los afectados. “El refuerzo policial también hace que los juzgados no podamos dar abasto. Hay que hacer un trabajo serio y eso supone mucho tiempo, y ahí entramos en conflicto con los agentes. Si tengo diez procedimientos de droga abiertos y otros más corrientes con una instrucción nada compleja me supone trabajo de tardes y noches en casa porque por la mañana tienes que hacer más cosas. Esto requiere mucho tiempo y un refuerzo y da pena que ese esfuerzo se vea truncado luego. Sabemos que los investigados son malos, pero no nos basta con una sospecha, tenemos que saber más cosas y eso es mucho trabajo”, indicó la jueza.

Los jueces de la zona, sobrecargados, cobran como uno de Lanzarote o Castilla-León

La posibilidad de que se cree un juzgado especializado en narcotráfico no fue acogida de buen grado por los magistrados que participaron en la jornada. “Si se crea, moriría de éxito porque en Algeciras somos cuatro de instrucción desbordados con estos asuntos. Ya estamos especializados en estos delitos. No apostamos por eso, sino por un refuerzo para hacer el trabajo con seriedad y tranquilidad“, indicó Carmen Martínez. Gutiérrez Luna también respaldó esta petición. “El juzgado especializado se colapsaría. Además, dejar todos los casos relacionados con droga a una persona y a un solo criterio tampoco sería bueno”, destacó.

También se puso sobre la mesa la normalización de la actividad criminal relacionada con el narcotráfico y se pusieron como ejemplos denuncias en los juzgados por robos de droga o que algunas personas han expuesto en juicios por delitos leves de amenazas que cargan fardos de droga para dar de comer a sus hijos. Los jueces recordaron que esta semana ha aparecido un muerto en Algeciras y que hay varios casos de desaparecidos en los juzgados. “Estas situaciones se dan más a menudo de lo que se cree”, indicaron los participantes en la mesa redonda.

Gutiérrez Luna recordó que en los últimos años la delincuencia ha evolucionado: “Van siempre por delante de la ley”. También indicó que son cada vez más frecuentes los juicios por tráfico de cocaína a través del puerto de Algeciras y explicó que las personas que huyen a Marruecos para evitar cumplir penas en España suelen ser extraditadas, aunque tarde.

Los jueces expusieron que las sedes judiciales de Estepona y Marbella también necesitan refuerzos para poder dar salida a los cada vez más numerosos casos de narcotráfico y que en San Roque existe una carga civil “inmensa” que no puede dejarse de lado.

En el frente policial, el comisario de La Línea indicó que lo esencial es que todos los ámbitos cuenten con medios humanos y materiales “para poder tener capacidad de respuesta” y recordó que la actuación policial “no termina cuando se presenta ante el juez al detenido con el atestado, sino cuando hay una sentencia”.

El jefe de Operaciones de la Comisaría de Algeciras indicó que los agentes tienen ahora 177 investigaciones abiertas por causas de narcotráfico. “No tenemos capacidad para analizar toda la información que tenemos. Entra mucha cantidad de información de aquí y otras zonas”, indicó el comisario de La Línea.

Francisco López Gordo detalló que la delincuencia relacionada con el tráfico de drogas cuenta con estructuras sólidas, con clanes, familias o personas que la generan y con otras que prestan la logística, abastecen de gasolina o prestan vigilancia para diferentes bandas y que son paralelas.

Otra de las claves expuestas en esta mesa redonda fue la necesidad de incidir en la investigación del blanqueo de capitales y del patrimonio de los narcos. El comisario de La Línea indicó que cuando se abre una investigación por narcotráfico se abre de forma paralela otra por blanqueo, lo que también incrementa el trabajo que debe realizar una plantilla de agentes que no está dimensionada acorde a las necesidades actuales. Se trata de una importante novedad porque según indicó Gutiérrez Luna, hasta ahora solo se ha condenado a una persona por blanqueo en lasección algecireña de la Audiencia Provincial. Este hecho también puede sobrecargar más a la Audiencia, que se encarga de este tipo de delitos.

En la reunión también se analizaron los casos de inmigración. Según se desprendió en la mesa, estos casos se instruyen de forma rápida y efectiva gracias a las guardias, que permiten que se abran procedimientos urgentes para poder condenar a las personas que trasladan a los migrantes y ponen en riesgo sus vidas.

Otro problema que se trató en la reunión fue el de la seguridad de los jueces. “Se está perdiendo el principio de autoridad. Antes de llegar aquí no miraba atrás y ahora si lo hago por situaciones que he tenido que vivir. Al salir del juzgado me han hecho fotos e incluso he visto hacer gestos amenazantes a los fiscales”, indicó uno de los jueces que participaron.

José Pérez Gómez se comprometió a llegar a los órganos de decisión esta problemática, entre ella los sueldos que se cobran en los juzgados de la comarca, similares a los de poblaciones como Puerto del Rosario (Fuerteventura) o poblaciones de Castilla-León, con mucha menos carga de trabajo. Gutiérrez Luna propuso que las asociaciones de jueces difundan la situación de los magistrados entre la ciudadanía para pedir así respeto por su labor.

Fuente: europasur.es