La Francisco de Vitoria sustituye al CGPJ en la tarea de divulgar el trabajo de los jueces ante la ciudadanía

Los jueces de esta asociación elaboran vídeos con sus móviles para explicar en qué consiste su trabajo

El viejo principio aristotélico de “la naturaleza aborrece el vacío” se ha vuelto a cumplir una vez más. La Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV) -la segunda en número de jueces y magistrados afiliados de las 4 existentes- ha pasado a ocupar el vacío dejado por el Consejo General del Poder Judicial en el frente de la divulgación a la ciudadanía de lo que es el poder judicial.

Y se ha lanzado a cumplir esa función a través de una serie de vídeos que elaboran sus propios afiliados y que después distribuyen a través de Youtube, Facebook y Twitter.

El último de los producidos lleva por título “Soy juez de pueblo”. Pero antes le han precedido otros. “¿Qué hacen los jueces penales?, ¿Qué  hacemos los jueces de primera instancia?, ¿Qué hacen los jueces de lo contencioso-administrativo? y ¿Qué hacemos los jueces?”. 

Y hay otros muchos más en la línea de producción.

Todo a coste cero.

 “Desde la Francisco de Vitoria hemos sido muy críticos con la política de comunicación de este Consejo. Y lo hemos dicho públicamente repetidas veces. Tienen medios y tienen profesionales pero no hacen nada por utilizarlos. Mientras tanto, el divorcio entre la ciudadanía y la carrera judicial se va haciendo cada vez más profundo. Teníamos que hacer algo para explicarle a la ciudadanía, con nuestros pocos medios, que nosotros somos servidores suyos, que nosotros, los jueces y juezas somos también ciudadanía”, explica la magistrada Natalia Velilla Antolín, de 44 años, coordinadora, productora, guionista y realizadora de los vídeos.

“Desde la Francisco de Vitoria hemos reclamado, en repetidas ocasiones, al CGPJ una política proactiva de comunicación, que explique a los ciudadanos en qué consiste el trabajo que hacemos los jueces. Como hicieron otros Consejos anteriores a este. Y como este no ha continuado ese trabajo, hemos decidido dar el paso al frente nosotros”, añade Velilla Antolín, magistrada del Juzgado de 1ª Instancia 5 de Torrejón de Ardoz, Madrid, quien forma parte del Comité Nacional de la AJFV.

CÓMO SE ELABORAN LOS VÍDEOS

“Los vídeos divulgativos son un trabajo colectivo. En el último han tomado parte mis compañeros Gustavo Martín, de San Clemente, Patricia Gutiérrez, de Trujillo, Verónica Ponte, de Durango, Pablo Luján, de Masamagrell, y Teresa García, de Rubí, miembro de la Comisión Ética del CGPJ. Partiendo sobre un guión básico, les hemos pedido las imágenes que ellos han grabado con sus teléfonos móviles y que luego nos han enviado a Madrid. Cuando hemos tenido todo el material, los hemos editado en un iPhone. Primero con eMovie y luego con Quick”, cuenta la magistrada.

“AJFV Producciones Audiovisuales”, que así podría llamarse a esta línea de comunicación pedagógica y divulgativa incide de un modo especial en la simpleza de la edición.

No lleva voz en off sino que se sirve de rótulos y música de de fondo.

“Tenemos muy claro cuál es nuestro público objetivo, nuestro target. Queremos que los vídeos sean un puente de contacto directo con los ciudadanos, un relato de lo que hacemos, para que entiendan quiénes somos y cuál es nuestra función”, indica Velilla.

Y añade: “Sabemos que no somos profesionales de la comunicación, que nuestros medios son escasos, pero tenemos ganas, capacidad de trabajo y creatividad. Y somos novatos, sí. Pero la historia siempre la escriben los novatos”.

Fuente: Confilegal.com