¿Por qué la Justicia es lenta?

Nuestra Justicia va a paso de tortuga. Por mucha prisa que el juez, el LAJ o los funcionarios quieran darse, las pruebas periciales informáticas pueden tardar 1 año, la policía científica está colapsada por falta de medios, un informe de ADN para verificar la autoría de una violación o asesinato puede tardar más de 8 meses, las administraciones investigadas no colaboran fácilmente con el juzgado, un informe psicosocial de familia tarda en ocasiones 1 año y medio. Los juzgados reciben mucho más de lo que pueden asumir. Los medios materiales y personales no dependen del poder judicial. La legislación procesal penal es de 1882… ¡Estamos en el siglo XXI! Si queremos cambiar la tortuga por el león, hay que exigírselo a los otros “leones”. Tener una justicia eficiente depende de todos.