Lesmes: La actuación de los jueces catalanes ha sido extraordinaria

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes, ha calificado hoy de “extraordinaria” la actuación desarrollada por los jueces catalanes ante un “desafío al Estado de derecho” sin precedentes por parte de las instituciones de esa comunidad.

Lesmes ha hecho estas declaraciones durante la inauguración de la trigésimo segunda asamblea general ordinaria de la Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV), que se celebra en Alicante entre hoy y el próximo viernes.

“Nuestro Estado de derecho está sufriendo un desafío como no conocíamos. Y la actuación de los jueces catalanes ha sido extraordinaria. Sin ellos, el camino a seguir hubiera sido distinto al que se ha producido”, ha opinado.

El presidente del CGPJ ha personificado este reconocimiento en el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, Jesús Barrientos, quien recibirá el próximo viernes el Premio a la Independencia Judicial 2017 de la AJFV en nombre de todos sus compañeros.

La inauguración de la asamblea ha contado también con la asistencia de la presidenta del Tribunal Superior de Justicia valenciano, Pilar de la Oliva, la consellera de Justicia de esta región, Gabriela Bravo, y el vicepresidente de la Diputación de Alicante, Carlos Castillo.

Por su parte, el portavoz nacional de la asociación Francisco de Vitoria, Raimundo Prado, ha agradecido a los jueces catalanes, “jueces como la copa de un pino”, ha dicho, que hayan cumplido con su “palabra de honor profesional”, lo que ha provocado una sonora ovación del auditorio.

El representante de la asociación ha desgranado a continuación un discurso muy duro con el CGPJ, del que ha señalado que “sigue a lo suyo” y no ha sabido responder a las demandas profesionales de la judicatura.

“La pregunta es qué ha hecho el Consejo en estos últimos años profesionalmente por los jueces. La respuesta es simple y se compone de cuatro letras: nada. Se ha enrocado en un ámbito burocrático y frío”, ha asegurado.

En esta línea, ha instado directamente a Lesmes a “arremangarse, meterse en el barro” y no “amilanarse frente al resto de poderes”, y le ha pedido que aparte a los “mendigos de cargos y a los pelotas”.

“Si se nos vuelve a ignorar, actuaremos como tengamos que hacerlo para conseguir que se nos oiga, poder tener unas condiciones de trabajo dignas y elegir a quienes nos representan”, ha advertido.

El presidente del Poder Judicial y del Tribunal Supremo le ha respondido dándole las gracias por invitarle a la asamblea pese a que, “año tras año”, debe escuchar “un severo correctivo”, a la vez que le ha exigido una “mínima lealtad recíproca” para lograr los objetivos de la judicatura.

Lesmes ha reconocido que la carrera judicial ha vivido una “situación difícil” tanto por la coyuntura política, con un Parlamento “que no estuvo operativo” durante un largo periodo de tiempo, como por la crisis económica.

Ha recordado al representante de la AJFV que las reformas que necesita la judicatura requieren la aprobación de leyes orgánicas y las acciones reivindicativas deben realizarse “con prudencia y paciencia, no dando gritos”.

Fuente: eldiario.es

Para la AJFV: Los jueces españoles y, en especial, AJFV, hemos actuado siempre con exquisita lealtad institucional, tanto al CGPJ como al resto de poderes del Estado. No podemos decir lo mismo de estos, quienes legislatura tras legislatura han obviado nuestras reclamaciones y han dificultado la labor de jueces y magistrados al prescindir de acometer reformas imprescindibles para la mejora de la Justicia y de nuestras condiciones profesionales. Tanto es así, que, pese a encontrarnos en un periodo crítico para nuestra Carrera, hemos aparcado temporalmente cualquier medida de presión para servir, con profesionalidad y cumplimiento del deber, a la sociedad en estos duros momentos vividos por la democracia tras el desafío soberanista. Ahora, los jueces, reclamamos la misma lealtad por parte de los Poderes del Estado y exigimos al CGPJ que se ponga al frente de nuestras reivindicaciones y cambie su actitud, hasta ahora contraria a nuestros intereses.