Las cuatro asociaciones profesionales de la magistratura consideran que la iniciativa “no es asumible” – Sólo hasta final de año habrán entrado en el órgano creado para esta tarea 1.400 demandas de esta naturaleza, lo que significará el colapso inmediato y el hecho de que los ciudadanos tarden años en obtener una resolución judicial favorable.

Los jueces andaluces están que trinan con el plan de urgencia del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobre las cláusulas suelo, consistente en especializar un juzgado, o crear una nueva oficina bis, en cada provincia para que asuma estas demandas, después de que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) considerase que en el caso de que las cláusulas fuesen abusivas habría de devolverse a los consumidores y usuarios lo pagado de más con carácter retroactivo. El juez decano de Málaga, José María Páez, leyó este jueves un comunicado, refrendado por las cuatro asociaciones judiciales (Asociación Profesional de la Magistratura –APM–, Jueces para la Democracia, Foro Judicial Independiente y Francisco de Vitoria) en el que se tachó de «fracaso» el proyecto del Poder Judicial.

Antes, medio centenar de funcionarios, convocados por CSIF Justicia de Málaga, pero apoyados por CCOO, SPJ-USO y STAJ Málaga, se concentraron a las puertas de la Ciudad de la Justicia de Málaga para protestar contra el plan de urgencia del Poder Judicial, dado que consideran que no cuenta con los medios materiales y humanos suficientes como para hacer frente a la avalancha de demanda de cláusulas suelo, tras el fallo del TJUE. «No es asumible» poner en marcha el plan, además, con un juez que aún no ha acabado el periodo de prácticas de su formación, tras su paso por la Escuela Judicial de Barcelona.

Asimismo, el juez decano, apoyado por abogados, procuradores, letrados de la Administración de Justicia, y otros magistrados, consideró que el plan de especializar un órgano de Primera Instancia en cláusulas suelo está «abocado al fracaso», dado que, tal y como se ha planteado el plan, acabará desembocando en el colapso de la oficina judicial.

El juez decano ha reiterado el compromiso de los togados con el ciudadano, aunque la situación no se podrá solventar hasta que los juzgados nuevos creados en cada provincia cuenten con los medios materiales y humanos necesarios. «Nuestro compromiso como jueces es con el ciudadano y con la tutela judicial efectiva», dijo.

En Málaga, el famoso plan del CGPJ se concretará en la creación de un juzgado bis en Primera Instancia 18, para el que, de momento, hay nombrado un juez de prácticas pero ningún funcionario. Fuentes judiciales informaron de que la idea del consejo es que lleguen siete, pero la Junta de Andalucía está preocupada por nombrar tres. Si no se nombraran siete, el número de asuntos crecería hasta tal punto que se sobrecargaría o, dicho en palabras judiciales, «se colapsaría» el órgano, de forma que los ciudadanos tendrían respuesta a sus demandas en varios años, justo lo contrario de lo que preveía el Gobierno en su plan de resolución extrajudicial de conflictos por cláusulas suelo. De cualquier forma, el juzgado, que tendrá competencia provincial, nace ya colapsado: hasta final de año entrarán 1.400 demandas por cláusulas suelo.

Por otro lado, el Consejo General de la Abogacía Española acordó este mismo jueves interponer un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Supremo contra la decisión del Consejo General del Poder Judicial que atribuye a determinados juzgados la competencia exclusiva en materia de cláusulas suelo.

Así lo acordó este órgano, reunido ayer en pleno extraordinario en Granada, con motivo de las VII Jornadas de Juntas de Gobierno.

En una nota de prensa, la Abogacía ha considerado que el acuerdo de 25 de mayo de 2017 del CGPJ «infringe el ordenamiento jurídico y comportará graves problemas sociales». Esta medida agrava, en su opinión, «el problema que trata de solucionar, puesto que muchos de los juzgados designados carecen de capacidad para absorber las demandas que se concentren como consecuencia de este acuerdo, con lo cual los ciudadanos no podrán resolver sus conflictos en un tiempo razonable».

El consejero de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Emilio de Llera, explicó ayer que la Administración autonómica «no comparte ni de broma» el plan de urgencia, y explicó que la Junta va a «reforzar lo que sea necesario» en relación a este plan sobre juzgados únicos.

Fuente: laopiniondemalaga.es

Ver Comunicado conjunto de las AAJJ de Andalucía.