La Asociación de Jueces Francisco de Vitoria tranquiliza: “Los jueces vamos a aplicar la ley” para impedir la independencia de Cataluña

La Asociación de jueces Francisco de Vitoria llamó este martes a “estar tranquilos” pese a la Ley de Transitoriedad registrada en el Parlamento catalán, dado que “los jueces vamos a aplicar la ley” como juraron al tomar posesión del cargo -incluidos los que trabajan en Cataluña- y recordó que la Constitución establece la unidad jurisdiccional del Estado y una carrera judicial única.

Según indicó a Servimedia su portavoz, Raimundo Prado, “hay una norma que está ahí, que es la superior del ordenamiento jurídico y se debe respetar”, la Constitución, y que “hay un título, el sexto, que establece la unidad jurisdiccional del Estado y el Tribunal Supremo es el órgano encargado de unificar la doctrina y la carrera judicial también es única”.

“Los jueces, aquí y en Cataluña, hemos jurado o prometido guardar y hacer guardar la Constitución”, recordó. “Lo pensamos todos los jueces, y quien no lo piense así es porque ha jurado o prometido en falso. Tal y como están la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial está muy claro lo que tenemos que hacer”.

Prado subrayó que, si un Parlamento autonómico aprueba una determinada ley, “el ordenamiento jurídico establece los mecanismos para evitar que choque con la Constitución”, y que corresponde al Ejecutivo impugnarla al Tribunal Constitucional que “por lógica la suspendería”.

Ahora bien, el portavoz de esta asociación de jueces lamentó que “en muchas ocasiones ni el poder Ejecutivo ni el Legislativo prestan la debida atención ni cuidan” al Judicial, pese a que éste es “siempre el bastión que garantiza las libertades y los derechos de los ciudadanos”, y, como de Santa Bárbara, “sólo se acuerdan de él cuando truena”.

Prado apuntó que “hay que estar tranquilos”, que “los jueces vamos a aplicar la ley” y que “ no va a haber un poder judicial catalán”, porque “una ley que establece un poder judicial catalán es absurda” y “no puede llevarse a cabo, sería flagrantemente inconstitucional”. En caso de que el Gobierno catalán desobedezca la previsible suspensión de la Ley de Transitoriedad por el TC, deslizó que “ya estaríamos hablando de otra cosa, de desobediencia”, y “correspondería al Legislativo establecer las posibles sanciones.

Fuente: diariosigloxxi.com