El magistrado Luis Romualdo Hernández Díaz-Ambrona, vitorino, toma posesión como nuevo presidente de la Audiencia Provincial de Badajoz

El magistrado Luis Romualdo Hernández Díaz-Ambrona, vitorino, tomó posesión el pasado 18 de enero de 2019 como nuevo presidente de la Audiencia Provincial de Badajoz en un acto en el que ha apelado el “alma” de los jueces a la hora de dictar sentencias “proporcionadas” y “a tiempo”, recordando que la misión del Poder Judicial es “resolver conflictos” y que la Administración de Justicia es la garante de los derechos y de las libertades públicas y de los ciudadanos a través de unas leyes que, en algunos casos, no se ajustan a la realidad social.

Asimismo, ha reclamado un Poder Judicial “independiente, imparcial y con recursos humanos y materiales” pero también ha hecho autocrítica de la actuación de los jueces porque “no siempre la culpa la tienen los otros”, ha concluido.

Díaz-Ambrona, que hasta ahora era magistrado de la Sección Tercera de la Audiencia de Badajoz, con sede en Mérida, fue elegido el pasado mes de noviembre por el Consejo General del Poder Judicial como nuevo presidente de la Audiencia Provincial de Badajoz, en sustitución de José Antonio Patrocinio Polo, que optaba a renovar su cargo, al que también se presentó Emilio García-Cancho Murillo.

El nuevo presidente del órgano judicial provincial es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid desde 1989 y, un año después, ingresó en la carrera judicial con un primer destino en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Plasencia.

Después ha trabajado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Alcobendas (Madrid), y hace más de veinte años regresó a Mérida para ocupar una plaza de magistrado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2. En el año 2014 se incorporó a la Audiencia Provincial de Badajoz.

Agradecemos desde aquí al Presidente de Audiencia Provincial de Badajoz saliente, José Antonio Patrocinio Polo, también vitorino, los diez años de magnífica labor ejercida al mando de la misma.