Más de 4.200 jueces y fiscales de toda España cuelgan la toga en la jornada de huelga

Todas las asociaciones celebran este lunes el primer paro contra un gobierno socialista en una convocatoria que se ha declarado ya “masiva”

Más de 4.200 jueces y fiscales de toda España han colgado este lunes las togas y se han declarado en huelga, según datos recabados a las 15.30 por el comité de seguimientos de los paros. En concreto, 3.234 jueces y 1.004 fiscales han secundado los paros, un 60,90 por ciento en el caso de los magistrados y un 38,88 para los miembros del Ministerio Público, cifras que ya superan las del pasado mayo y que se espera que crezcan en las próximas horas, informan fuentes jurídicas.

Los miembros de las dos carreras celebran este lunes su segunda huelga general en un año, la primera que vive la ministra de Justicia como titular de la cartera. Dolores Delgado se encuentra fuera de España coincidiendo con la jornada y participa en los actos del Octavo Foro Mundial de la Democracia que se celebra en Estrasburgo. A primera hora de la mañana, la cuenta del Ministerio ha difundido una imagen en Twitter de su encuentro con la cantante Luz Casal. A última hora de la tarde, la ministra tuiteó desde su cuenta personal: “Intensa y satisfactoria jornada en Estrasburgo. Reuniones con el secretario general del @CoE_fr T. Jagland, la ministra francesa de Igualdad @MarleneSchiappa, la gran @LuzCasalOficial, la comisaria de Derechos Humanos @Dunja_Mijatovic, el presidente de la Com de Venecia @giannibuquicch1 y del TEDH, G. Raimondi”.

En un comunicado conjunto las siete asociaciones convocantes han asegurado que, sin ningún género de dudas, “la huelga ha sido un éxito de convocatoria” y pedido al Ministerio de Justicia y al Consejo General del Poder Judicial que busquen soluciones. “Pese a las advertencias del equipo ministerial al respecto, entendemos que estas cifras son un buen punto de partida para iniciar negociaciones sobre aspectos concretos de nuestras condiciones profesionales, de la mejora de la Justicia y de un reforzamiento tanto de la imagen de independencia de la Justicia como de la autonomía del Ministerio Fiscal”, agregan.

Los huelguistas reclaman hoy, como hace ocho meses, mejoras salariales y profesionales, mayor independencia judicial y más autonomía del Ministerio Público. La convocatoria se cerró después de que los primeros contactos de las asociaciones con la titular de la cartera de Justicia no dieran frutos. La falta de propuestas alentó los paros y se esperan para esta jornada un seguimiento masivo.

Una veintena de jueces vestidos con togas se han concentrado hoy en San Sebastián. (EFE)
Una veintena de jueces vestidos con togas se han concentrado hoy en San Sebastián. (EFE)

Los presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia también se han mostrado a favor de la protesta y, pese a que su posición institucional como máximos representantes del Poder Judicial en cada Comunidad Autónoma les impide sumarse a medidas de presión colectivas, han manifestado que “las graves carencias que crónicamente sufre la Administración de Justicia” han desembocado en una situación insostenible, que genera el lógico malestar generalizado de toda la carrera judicial y fiscal. “Por ello, mostramos nuestra solidaridad con las Asociaciones judiciales y fiscales en su intento por mejorar la situación actual y apoyamos las justas y legítimas reivindicaciones así como la mejora de las condiciones profesionales que defienden”, aseguran en un comunicado.

La convocatoria parte de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV), Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD), Foro Independiente Judicial (FIJ), Asociación de Fiscales (AF), Unión Progresista de Fiscales (UPF), esta última la asociación de la ministra, que paró en la anterior huelga organizada con el exministro Rafael Catalá al frente de la cartera.

Vista de la concentración que los trabajadores de Justiciaen la sede de los juzgados de la Plaza de Castilla. (EFE)
Vista de la concentración que los trabajadores de Justiciaen la sede de los juzgados de la Plaza de Castilla. (EFE)

Los ánimos se tensaron tras los últimos encuentros que desembocaron en ruptura. Desde Justicia no se comparte una huelga que se considera prematura y se avisó de que las negociaciones en marcha quedarían paralizadas si el paro se concretaba. Este discurso se ha interpretado por algunos como una forma de presión intolerable y desembocó en un duro comunicado de algunos de los convocantes emitido el viernes con el reproche de que la técnica “recuerda épocas ya superadas” y tiene el objetivo de “amilanar” para evitar la convocatoria.

Entre las reclamaciones, los jueces vuelven a exigir el reforzamiento de la independencia judicial, la modernización de la Administración de Justicia y la mejora de las condiciones profesionales. Por su parte las asociaciones de fiscales pedían la derogación del sistema de plazos máximo de instrucción, la paralización de la implantación de la justicia digital, la atribución a la Fiscalía General del Estado de la formación de los fiscales, la independencia del Ministerio Fiscal y su autonomía presupuestaria.

Fuente: elconfidencial.com