Reino Unido

MIEMBROS DEL COMITÉ NACIONAL DE LA ASOCIACIÓN DE JUECES Y MAGISTRADOS FRANCISCO DE VITORIA

Raimundo Prado Bernabéu

El segundo apellido ya indica mis colores deportivos. Treinta años en la Carrera Judicial (prácticamente desde que aún era inocente) te dan para mucho. He conocido y resuelto en las diversas jurisdicciones e instancias. Valoro lo mismo al juez de pueblo que al magistrado del TSJ. Somos Jueces y esa es la cuestión.  Sevillano de nacimiento, pero extremeño de vida. La Cruz de San Raimundo, propuesta por los Jueces de Cáceres y otorgada con posterioridad, es un orgullo. En realidad, casi todos la merecemos. Pero reconozco que me hizo más ilusión ser pregonero de mi pueblo, Valencia de Alcántara dónde de niño he sido feliz. Sé que nuestra Asociación está cambiando muchas cosas para mejor y, sobre todo, estoy seguro que los que sois ahora jóvenes vais a conseguir lo que no logramos generaciones anteriores de Jueces. Estoy seguro. Sursum corda.

RAIMUNDO PRADO BERNABÉU. Portavoz Nacional AJFV

Zaragozana del año 1969, pertenezco a la Promoción 49, la primera de la Escuela Judicial de Barcelona. Pasé por los juzgados mixtos de La Almunia de Doña Godina, Tudela, Granollers y Santa Coloma de Gramenet antes de recalar en el Juzgado de Primera Instancia nº 57 de Barcelona en 2006. Soy juez porque el mundo me hizo así, y doy gracias porque es la única manera que concibo de mantener mi idealismo pragmático pese a los años y las dificultades, y pensar que sí, que puedo contribuir a mejorar las cosas. Enganchada al vitorinismo desde hace 15 años, cuando conocí a compañeros de distintas tierras, de distintas ideologías, circunstancias y jurisdicciones, heterodoxos y apasionados, unidos siempre defendiendo la Carrera, su independencia y dignidad.

EVA ATARÉS GARCÍA
Eva Atarés García
Natalia Velilla Antolín

Madrileña de tercera generación, nacida en 1973. De la Promoción 54ª, con nosotros (y algunos de la 53ª) comenzó la devaluación del trabajo de los jueces con la figura del Juez en Expectativa de Destino. Actualmente soy magistrada de adscripción territorial de Madrid, en el refuerzo de los sociales, aunque mi verdadera pasión es el derecho civil y, especialmente, el derecho de familia, al que aspiro regresar pronto. Antes estuve en Arganda del Rey, Majadahonda, Villena y Torrejón de Ardoz. Cuatro años en el Gabinete Técnico del Tribunal Supremo, Sala Primera, y analista del CENDOJ. Para mí, ser juez es devolver a la sociedad algo de lo que me ha dado. Creo en nuestra labor social, si bien únicamente posible bajo el prisma de la autoridad de un Poder del Estado. Sólo puedo ser vitorina: por su sentido práctico, su posibilismo, su independencia, su modernidad, el sentido del humor vitorino y el compañerismo. Nunca elijo el camino fácil. Siempre estoy pensando en un proyecto nuevo.

NATALIA VELILLA ANTOLÍN

Soy zaragozano del año 62. Juez de lo Contencioso en Zaragoza desde 1999, antes tres años de Presidente de Sección en la Audiencia Provincial de Tarragona y siete en Juzgado mixto de Reus. Para mí un juez debe ser justo sin dejar de actuar en Derecho, valiente sin necesidad de ser heroico y racional sin dejar de tener sentimientos. Un vitorino es todo eso y además alguien comprometido con la Carrera, alegre, dispuesto al esfuerzo y a la diversión y libre e independiente en su forma de pensar y actuar.

JAVIER ALBAR GARCÍA
Javier Albar García
José Pérez Gómez

Madrileño y granadino. Del Atleti y Currista. Ingresé en la Carrera Judicial en 2011, por el turno de juristas de reconocida competencia. Antes, por oposición, desde 1997, ejercí como Letrado Consistorial en el Ayuntamiento de Granada. Estoy destinado en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 9 de Sevilla. Previamente en Santa Cruz de Tenerife, en la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de Granada, en comisión de servicios, y en Algeciras. De todos estos lugares guardo recuerdos imborrables, sobre todo por los compañeros con los que los he compartido trabajo. Ser juez supone no solo ejercer una función esencial para asegurar la pacífica convivencia, sino que además permite disfrutar absolutamente del Derecho, de forma libre, con la única limitación del ordenamiento jurídico. Creo que, de todas las profesiones jurídicas, es la más gratificante.  Es para mí un honor inmenso ser uno más de entre los jueces españoles. Juristas en su inmensa mayoría extraordinarios, vocacionales y entregados al bien común. Las mujeres y los hombres que formamos la gran familia de Francisco de Vitoria vivimos esta profesión con responsabilidad, con dedicación, con total independencia, con orgullo de nuestra función, y a la vez con alegría, con camaradería. Una forma de entender el modo de vivir como juez que coincide con la que yo considero que necesita la Justicia del tiempo que vivimos.

JOSÉ PÉREZ GÓMEZ

Gallega, nacida en Santiago de Compostela un 25 de julio. Mi primer destino como juez fue el juzgado mixto nº 2 de Tuy, donde descubrí la belleza del río. A partir de ahí, siempre he sido juez de instrucción en Coruña, Barcelona y ahora en Madrid. Desde el año 2009 al año 2014 fui profesora en la Escuela Judicial de Barcelona. En esta etapa, recuperé la confianza en la Carrera, viendo la generosidad y dedicación de mis compañeros, jueces tutores, y la ilusión de los jueces más jóvenes a pesar de las condiciones a las que se enfrentaban. Aparte de la investigación criminal, mis dos pasiones en el mundo del derecho son la mediación y la cooperación penal internacional. Francisco de Vitoria y el espíritu vitorino me motivan para trabajar por el respeto, la dignidad y la independencia de toda la carrera judicial.

ROSA MARÍA FREIRE PÉREZ
Rosa Freire Pérez
Jorge Riestra Sierra

Madrileño de nacimiento en 1964, murciano de casamiento, y canario todos los días desde que amanece (español, claro que sí). Desde que ingresé en 1992, llevo remendada la toga unas cuantas veces, incluso he pensado ponerle coderas. Destinado siempre en Juzgados: primero, en mixtos –Mollet del Vallés, Puerto de la Cruz y La Orotava–; luego llegó el ascenso a los seis años, y fui a un penal (Las Palmas); después, en social diez años (Santa Cruz de Tenerife); y, por último, en contencioso desde 2009 (Santa Cruz de Tenerife), donde sirvo actualmente. Cada orden me ha enseñado mucho y me ha dado una visión propia. Ser juez exige aprender todos los días y no dar nada por hecho. Creo en la satisfacción del deber cumplido sin esperar premio ni recompensa. Ser vitorino es tener la serenidad de no esperar nada, la actitud independiente, la visión positiva, y la disposición a compartir buena conversación con los compañeros.

JORGE RIESTRA SIERRA

Madrileño de la cosecha del 86, estudié ya la ESO. Licenciado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Complutense de Madrid en 2010, ingresé en la Carrera Judicial en 2012, sabiendo que convertirme en Juez había sido la mejor decisión que había tomado en mi vida, idea que, a día de hoy, y a pesar de todas las dificultades por las que he pasado junto con los compañeros de las últimas promociones, sigo manteniendo. Fui Juez en Expectativa de Destino, de refuerzo del Juez de Adscripción Territorial de la Comunidad de Madrid dos años, supliendo bajas en Coslada, Torrejón de Ardoz, y Madrid capital, para pasar a ser, por fin, Juez titular del Penal 1 de Melilla, donde hoy continúo. Vitorino casi desde que ingresé en el servicio efectivo, creo firmemente que esta asociación es esencial a día de hoy para luchar por todo aquello en lo que creo: independencia, servicio público, pluralismo, transparencia, inconformismo, efectividad y combatividad. Alegre por naturaleza, trato de aportar mi granito de arena todos los días, centrándome especialmente en los problemas que afectan a los jueces más jóvenes.

CARLOS VIADER CASTRO
Carlos Viader Castro
Mario Alonso Alonso

Soy del año 1962 y de Burgos, aunque mis raíces castellanas hace ya tiempo que prendieron en el sur, donde han estado todos mis destinos judiciales, con la salvedad de la etapa en uno de los Juzgados de lo Penal de Baracaldo. Además, he sido Juez en Ibi, Órgiva, Motril, Melilla (Mixto, Menores y Social) y Granada (Instrucción) y actualmente estoy en la Sección Primera (penal) de la Audiencia Provincial de Granada. Como veis, he hecho de todo en los casi treinta años que llevo en la Carrera Judicial (ingresé en 1989), porque además he sido Letrado del CGPJ (2012-2014) y dirijo el Gabinete de apoyo a la Presidencia del TSJ de Andalucía. Soy Juez porque quise serlo, pues siempre he pensado que la posibilidad de ayudar a los demás, decidiendo y resolviendo problemas y conflictos, intentando ser justo y sintiéndome independiente, no tiene parangón con ninguna otra dedicación jurídica. Puede sonar a Quijote, aunque aquí la causa no es ajena y el ideal se desvanece demasiado a menudo. Quizás por eso soy vitorino desde el primer día en que fui Juez y lo sigo siendo, empeñado en hacer realidad esas metas que compartimos en pos de poder servir mejor a los demás. Por eso y porque es un orgullo formar parte cada día del grupo de mujeres y hombres que trabajan porque nuestra sociedad sea más libre y más justa, pese a no esperar demasiado a cambio.

MARIO ALONSO ALONSO