El TSJC resalta el “rol de garantes de los valores constitucionales” de los jueces catalanes durante el ‘procès’

Foto: Barrientos junto a los nuevos jueces que han jurado el cargo TSJC

Barrientos lamenta el “clima de máxima tensión social” que se vivió en Cataluña entre septiembre y octubre

El presidente del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), Jesús M. Barrientos, ha remarcado el papel de los jueces catalanes durante los meses de más intensidad del proceso soberanista. En un discurso durante el acto de jura de 16 nuevos magistrados que han entrado por la vía del Cuarto Turno, Barrientos aseguró que “en los meses de septiembre y octubre últimos vivimos en Cataluña un clima de máxima tensión social. Las instituciones de la Generalitat se dotaron de una legislación aparente y en paralelo que desbordaba todos los límites constitucionales y estatutarios; a pesar de lo cual pusieron en su efectividad una determinación que no reparó ni en las reiteradas decisiones suspensivas o anulatorias del Tribunal Constitucional, ni tampoco en las órdenes explícitas de prohibición procedentes de la jurisdicción ordinaria”.

Por eso, considera que “en ese contexto de confrontación institucional, las juezas y jueces catalanes, que por momentos fueron percibidos como el único resorte de la legalidad constitucional, hicieron una demostración firme y serena, cada uno desde su puesto y competencia jurisdiccional, de que aceptaban ese rol de garantes de los valores constitucionales, manteniéndose cada uno de ellos a la altura de la grave responsabilidad que la sociedad demandaba de ellos. Y ese es el rumbo que debe mantener el Juez, pues el respeto a la legalidad constitucional no es una alternativa y porque la confianza de la sociedad en sus jueces se nutre de la fidelidad al sistema constitucional como única fórmula para hacer efectiva la defensa de los derechos y de las libertades de todos”.

Con esta declaración, Barrientos quiso destacar “el papel protagonista que ha jugado el Poder Judicial, los jueces y magistrados de Cataluña, en el grave trance en que las instituciones han colocado a nuestra sociedad en los últimos tiempos”. El presidente del TSJC quiso destacar también la “dilatada trayectoria de estudio y dedicación al derecho” de los nuevos jueces ya que algunos han sido jueces sustitutos “en tareas judiciales, de fiscalía o como letrados de la Administración de Justicia”.

Por eso, les recordó que “sois conscientes y perfectos conocedores del punto en que nos encontramos como servicio público de Justicia en Cataluña. Con muchos juzgados colapsados de asuntos, unas jurisdicciones más que otras; excesivas vacantes y movilidad frecuente de titulares judiciales; elevada interinidad del personal colaborador; desajustes clamorosos en la planta judicial; política de creación de nuevos órganos decepcionante; en plena adaptación a los modelos organizativos de la nueva oficina judicial y a una progresiva digitalización de los procedimientos, emprendidos ambos proyectos modernizadores sin reparar en exceso en las especificidades de la tarea del juez”.

En este acto también se concedieron tres cruces de 1ª clase de San Raimundo de Peñafort a los magistrados Mª Dolores Balibrea, Luis Garrido Espá y José Manuel del Amo por su notable trayectoria dentro de la carrera judicial en Cataluña.

Fuente: elmundo.es

Para la AJFV: Jesús Barrientos, vitorino de pro, ha reiterado el agradecimiento a los jueces catalanes que ya hiciera en su discurso cuando le hicimos entrega del premio a la independencia judicial. Quienes son jueces de verdad, de los que están detrás de un estrado y con la toga puesta, saben reconocer la importancia del Poder Judicial como bastión de la democracia. Algunos poderes deberían aplicarse el cuento. Gracias, Jesús.