Casi 400 jueces y fiscales venidos de toda España a Madrid se manifiestan en protesta ante el Ministerio de Justicia

Llegaron a cortar la madrileña calle de San Bernardo durante más de 45 minutos mientras coreaban consignas al uso como “Cargas de trabajo saludables”, “Tienes Catalá un problema singular”, “Menos populismo, más justicia” o “Lacayos del Gobierno, Consejo General”, este dirigido a su propio órgano de autogobierno del poder judicial.

Fueron casi 400 jueces y fiscales llegados a Madrid procedentes de los cuatro puntos cardinales de España.

De Canarias, de Ceuta, de Melilla, pero también de Cataluña, de Asturias, de Andalucía, Murcia, las dos Castillas y León, Galicia, Aragón, Comunidad Valenciana, Madrid, por supuesto, País Vasco, Navarra, Cantabria, Extremadura.

Algunos vinieron en tren, otros en coche o en avión. Y procedían de todos los órganos judiciales. Desde el Tribunal Supremo, Audiencia Nacional, Tribunales Superiores de Justicia, Audiencias Provinciales y Juzgados del país.

Fue una concentración histórica. Jamás antes, en nuestro periodo democrático, se habían manifestado tantos jueces ante el Ministerio de Justicia reivindicando una Justicia mejor, con medios y un aumento de sus salarios.

La plantilla de jueces está compuesta por 5.500 profesionales y la de fiscales por 2.407; movilizar este número de personas para que participaran en una concentración a cientos de kilómetros de su ciudad de origen en un día laborable, sin duda fue una gran consecución. Una concentración que casi duró una hora y media y que comenzó a las 13 horas.

La manifestación discurrió con la mayor de las educaciones.

Dos furgonetas de la Policía Nacional y un despliegue de una docena de policías. Agentes de la autoridad frente a la autoridad -o autoridades- misma.

No dejaba de ser paradójico.

Un policía nacional, agente de la autoridad, vigilando que “las autoridades” se mantuvieran dentro del orden. En primera fila, de rosa y con gafas oscuras, Mónica Alonso, fiscal de León, y Emilio Fernández, presidente de la Unión Progresista de Fiscales (los dos sosteniendo dos carteles que pone Así no). Carlos Berbell/Confilegal.

Manuel Almenar, presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura, leyó parte de las reivindicaciones, basadas en las 14 propuestas para mejorar la justicia, presentadas el pasado mes de julio ante el Congreso y el Senado, empezando por la independencia judicial.

“La independencia, de la que hacemos gala, es la que garantiza la democracia y la convivencia pacífica de todos. Actuamos aplicando la ley aprobada por el legislador, conforme a la realidad social que nos ha tocado vivir. Si alguien no está conforme con la ley lo que tiene que hacer es plantear al legislador la necesidad de un cambio, pero no se puede esperar que los jueces nos saltemos la ley y actuemos al margen de las normas aprobadas por el Parlamento, como representante de la soberanía nacional”, declaró Almenar.

Le sucedió Cristina Dexeus, presidenta de la Asociación de Fiscales, que leyó las reivindicaciones de los fiscales, las cuales incluyen autonomía presupuestaria, un nuevo Estatuto del Ministerio Fiscal, la derogación del artículo 324 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, y la paralización de la justicia digital, entre otras.

Dexeus, al término de su intervención, expresó el respaldo a los jueces y fiscales que están prestando sus servicios en Cataluña.

El presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura, Manuel Almenar, durante su intervención. Carlos Berbell/Confilegal.
Cristina Dexeus, presidenta de la Asociación de Fiscales, leyendo su intervención. Carlos Berbell/Confilegal.

Mientras realizaban la lectura, sus homónimos del resto de las asociaciones –Raimundo Prado, por la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, Ignacio González Vega, por Juezas y Jueces por la Democracia, y Concepción Rodríguez, por Foro Judicial Independiente, por parte de las asociaciones de jueces; y Emilio Fernández, por la  Unión Progresista de Fiscales y Miguel Pallarés, por Asociación Profesional e Independiente de Fiscales– escucharon con atención, rodeándolos.

Prado, Rodríguez y Pallarés ataviados con las correspondientes togas con sus puñetas.

Lo mismo que Fernando Germán Portillo Rodrigo, decano de Melilla, que estuvo en primera fila sosteniendo uno de los carteles, o el magistrado Andrés Carrillo, de Murcia, famoso por su estética heavy.

Entre los manifestantes también estaban Santiago Pedraz, decano de los Juzgados Centrales de la Audiencia Nacional, Antonio Viejo, decano de los Juzgados de Madrid, Pedro Viguer, homónimo de los anteriores en Valencia, Jesús Villegas, juez decano de Guadalajara o Susana González,jueza decana de Móstoles, Madrid. Por parte de los fiscales, dos del Supremo, Joaquín Sánchez Covisa y Félix Pantoja.

Los máximos responsables de las asociaciones, Concepción Rodríguez, de FJI, Miguel Pallarés, de APIF, Raimundo Prado, de AJFV, Emilio Fernández, de la UPF, Cristina Dexeus, de la AF, Manuel Almenar, de la APM, e Ignacio González Vega, de JJpD.
Fernando Germán Portillo Rodrigo, decano de Melilla, se trajo su toga desde su destino para ponérsela ante el Ministerio. Carlos Berbell/Confilegal.
Andrés Carrillo, magistrado de Murcia, junto a una compañera de esa ciudad, ataviados con sus respectivas togas. Carlos Berbell/Confilegal.
Los carteles que mostraban los jueces y fiscales expresaban sus reivindicaciones. Carlos Berbell/Confilegal.
En las carreras judiciales y fiscales las mujeres ya son mayoría, lo mismo que en la manifestación. Carlos Berbell/Confilegal.
Emilio Fernández, presidente de la UPF, en el centro Santiago Pedraz, juez decano de la Audiencia Nacional. Carlos Berbell/Confilegal.
Sobre estas líneas, jueces procedentes de Ceuta. Carlos Berbell/Confilegal.
Concepción Rodríguez, magistrada y presidenta de Foro Judicial Independiente. Carlos Berbell/Confilegal.
Por una justicia libre de presiones políticas, decía una de las pancartas. Carlos Berbell/Confilegal.
La mayor parte de los jueces y fiscales portaban carteles con los mensajes clave. Carlos Berbell/Confilegal.
Susana González, la decana de Móstoles, Madrid, a la izquierda, con una compañera. Carlos Berbell/Confilegal.
Aunque la manifestación discurrió en cierto tono festivo, hubo momentos de cierta crispación y enfado. Carlos Berbell/Confilegal.
Manuel Ruiz de Lara, detrás de Fernando Germán Portillo, en el centro, que vino que Barcelona. Carlos Berbell/Confilegal.
Emilio Fernández, de la Unión Progresista de Fiscales, y Cristina Dexeus, de la Asociación de Fiscales. Carlos Berbell/Confilegal.
Concepción Rodríguez, de FjI, Miguel Pallarés, de APiF y Raimundo Prado, de AJFV. Carlos Berbell/Confilegal.
Los carteles que portaban jueces y fiscales eran una síntesis de las reivindicaciones de ambos colectivos. Carlos Berbell/Confilegal.
Celso Rodríguez Padrón, magistrado de la Audiencia Provincial de Madrid, tomando una foto de la manifestación. Carlos Berbell/Confilegal.
Natalia Velilla, miembro de la Ejecutiva de la Francisco de Vitoria, con su toga correspondiente, junto a un colega. Carlos Berbell/Confilegal.
Pedro Viguer, decano de Valencia, portando uno de los carteles de protesta; a su lado, Manuel Ruiz de Lara. Carlos Berbell/Confilegal.
Miguel Pallarés, de la APIF, en segunda fila, con gafas negras, manifestándose. Carlos Berbell/Confilegal.
El magistrado Ramón Badiola, nuevo miembro de la Comisión de Ética Judicial, también estuvo en la manifestación. Carlos Berbell/Confilegal.
Fuente: confilegal.com